Monkey bread

Hoy os voy a presentar uno de mis postres preferidos para acompañar a un rico café, el monkey bread. Es como un bollo de pan con un dulce sabor a canela, sólo diré que nunca sobra….

INGREDIENTES – para unas tres personas-

  • 300g Harina de fuerza
  • 150ml Leche
  • 20gr Azúcar blanco
  • 1 Huevo
  • 80 g Mantequilla
  • 1 sobre de levadura seca de panadero
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas soperas de canela (bien colmadas)
  • 50g Azúcar moreno
  • un poquito de aceite

Comenzamos derritiendo a fuego medio-bajo 35g de mantequilla en la leche. Es importante que no esté demasiado caliente para poder trabajar bien luego.

En un bol echamos la harina y agregamos la levadura + huevo + azúcar blanco + sal + la mezcla de mantequilla y leche anterior y amasamos bien durante un buen rato. Yo empiezo siempre removiendo todo con una cuchara de madera hasta que empieza a ser una masa más homogénea y entonces paso la masa a una tabla de madera con un poco de harina y amaso con las manos.

Formamos una bola y la bañamos ligeramente en aceite para que no se pegue. La metemos en un bol, tapamos y dejamos reposar 1h en un lugar sin corrientes. Para asegurarme de que va a subir bien suelo precalentar muy ligeramente el horno y meterlo dentro (ya con él apagado).

monkey bread 2

Una vez haya doblado su volumen preparamos la mezcla en la que bañaremos la masa: derretimos 45g de mantequilla y lo ponemos en un bol, en otro mezclamos el azúcar moreno con la canela. Pasamos a coger la masa y le pegamos un pequeño golpe antes de ponernos a amasar de nuevo sobre una superficie enharinada. Formamos unas diez bolitas y las bañamos en mantequilla y luego rebozamos con la mezcla de azúcar y canela.

monkey bread 3

monkey bread 5

Las ponemos en un recipiente apto para horno sin apretarlas mucho porque van a crecer bastante. Dejamos reposar entre 30-40 min.

monkey bread 7

Una vez que haya subido ponemos el horno a 180º y horneamos 30 minutos. Acabado el tiempo de horneado está listo para disfrutar (es recomendable darle cinco minutos para que no queme, si es que lográis controlaros… a mí me costó)

monkey bread

 

Anuncios

Cruffins

¿Qué es un cruffin? Muy fácil, como el brunch que es una mezcla entre breakfast + lunch, el cruffin es una mezcla entre croissant + muffin y como seguramente ya habréis adivinado… ESTÁN DELICIOSOS!! Valen para todo: desayuno, postre o simplemente para picar entre horas y luego quejarse por ello, lo importante es su dulce y delicioso sabor. Así que vamos con la receta.

INGREDIENTES – para 6 –

  • 150g harina de repostería (aunque en esta ocasión usé 1/3 de harina integral que tenía a medio acabar)
  • 10g levadura fresca
  • 1/3 de cucharadita de sal
  • 75 ml agua templada
  • 35g de mantequilla (repartida en 25 y 10g)
  • 3 cucharaditas de panela

PARA LA DECORACIÓN

  • Azúcar glass

Esa sería la mezcla base. Pero a mi me gusta rellenarlos y ponerles más sabor así que he hecho a parte del básico unos con chocolate  y otros con chocolate blanco y almendras tostadas (son mis favoritos) Para ellos necesitaremos:

CHOCOLATE (Para decorar 3)

  • Pepitas de chocolate negro
  • 4 onzas de chocolate con leche
  • fideos de chocolate
  • 1 cucharada de mantequilla

CHOCOLATE BLANCO Y ALMENDRAS (para decorar 3)

  • 4 onzas de chocolate blanco
  • almendras laminadas

 

Y ahora pasemos al proceso. Comenzamos templando el agua. Aparte mezclamos la harina + levadura (que desmigaremos) + sal + panela + 25g mantequilla (en pequeños dados) y agregamos el agua. Lo amasamos bien y lo dejamos reposar en un bol en un sitio sin corrientes 45 minutos.

cruffin.jpg

Transcurrido ese tiempo la masa debería haber doblado de volumen, le pegamos un golpe y amasamos un poco más. Repartimos en 6 bolas de igual tamaño ( deberían pesar entre 40 – 45g cada una), hacemos un rollito con cada una de ellas y las estiramos con ayuda de un rodillo hasta que queden como en la foto.

Cogemos cada tira de masa y enmantequillamos (con los 10g que nos quedaban) la parte superior. Este es el momento de decidir si queremos chocolatear nuestros cruffins*. Si queremos añadimos las pepitas/trozos de chocolate además de la mantequilla.

Montamos dos capas, una encima de la otra, con los cual nos quedarían 3 pares, enrollamos por el lado más corto y lo estiramos un poco.

cruffin 27

Le damos un corte transversal y estiramos cada una de las mitades un poco (yo corté alguna de esas mitades en dos porque eran bastante grandes y así me salieron varios de tamaño pequeño).

cruffin 25.jpg

Hacemos un pequeño y ligero nudo y metemos en un molde para muffins previamente enmantequillado para evitar que se peguen, o si no usaremos las blondas/papeles para hacer magdalenas. Dejamos reposar en un lugar sin corrientes durante 1 hora y luego (cuando hayan crecido) las horneamos 35 minutos a 180º.

 

cruffin 28

cruffin 9

Una vez fuera del horno decoramos bien con azúcar glass, bien con los chocolates, para ello debemos:

CHOCOLATE.- Derretir al baño maría las onzas de chocolate + mantequilla sin dejar de remover para que no se queme. Una vez líquido con ayuda de una cuchara extender por la superficie del cruffin y espolvorear unos fideos de chocolate

CHOCOLATE BLANCO.- tostar en una sartén las almendras laminadas. Por otro lado poner al baño maría el chocolate y no parar de removerlo hasta que esté líquido, con ayuda de una cuchara extender por la superficie del cruffin y rematar añadiendo las almendras tostadas.

cruffin 10.jpg

cruffin 6

cruffin 18

cruffin 20

 

*También se pueden rellenar con mantequilla de cacahuete en vez de mantequilla normal, o dulce de leche, aquí las posibilidades son múltiples, depende de lo golosos que estemos.

 

Pan de muerto

Esta semana está todo el mundo hablando de Halloween y las calles llenas de niños pidiendo truco o trato. Yo, como de costumbre, prefiero ir por mi cuenta y este año he decidido celebrar (a mi manera) el día de los muertos cocinando un pan dulce que se prepara estos días en México. Me parece una tradición muy interesante, pero la verdad es que la receta me interesa incluso más.

INGREDIENTES -para un pan mediano-

  • 25g mantequilla
  • 25ml leche
  • 30ml agua
  • 225g harina de repostería
  • 1 cucharilla de levadura seca
  • 1/4 de cucharilla de sal
  • 25 gr de azúcar blanco + una cucharada + un poco para poner por encima al final
  • 2 huevos (uno para la masa y otro para barnizar el pan antes de hornearlo)
  • 1 naranja (ralladura de la piel y el zumo de la mitad)
  • (opcional) colorante alimentario

Lo primero es calentar a fuego lento la leche y derretir en ella la mantequilla, no hay que pasarse, con que esté templada es suficiente. Retiramos del fuego y añadimos el agua.

Por otro lado mezclamos en un bol la mitad de la harina (unos 110g, tampoco hay que ser tan exactos) + levadura seca + sal + azúcar y mezclamos con la ayuda de una cuchara de madera. Cuando esté medianamente mezclado agregamos el huevo + la mezcla que hicimos con la leche antes y la ralladura de media naranja. Ahora toca pasar a las manos y amasar todo bien durante un buen rato, la masa tiene que coger algo de calor con el meneo y debe estar homogénea. Hacemos una bola y la metemos en un bol enharinado, tapamos con un paño humedecido y dejamos reposar 2h (tiene que doblar su volumen, ya sabéis)

Ahora toca pegarle un buen puñetazo a la masa para que se baje y volver a amasar de nuevo un buen rato, dividimos la masa en dos bolas de 1/3 y 2/3 del total, con la grande haremos una bola y con la pequeña dos huesos, dos rosquillas que serán los ojos y los dientes y a reposar otra horita hasta que, como ya suponéis, doble su volumen.

Ahora toca el momento creativo, si os apetece, hay que tener cuidado porque no podemos estar mucho tiempo y no podemos tocar mucho la masa, pero con ayuda de un pincel y un poco de cuidado podemos pintar la masa con colorante alimenticio, no la empapeis demasiado porque luego hay que barnizarla con huevo batido y aprovechamos eso para “pegar” la calavera. A mi me gusta darle esta forma (que no es la tradicional del pan de muerto, pero no soy mexicana, así que interpreto al gusto). Pongo los huesos en X bajo una parte de la cabeza, encima de eso los dientes y los ojos a la altura que deberían estar.

Toca hornear a 180° unos 25 minutos. Una vez horneado lo dejamos reposar fuera del horno mientras que preparamos el almíbar. En una sartén a fuego medio-bajo ponemos el zumo de media naranja, la ralladura de la misma y una cucharada de azúcar y vamos removiendo hasta que se forme el almíbar. Pincelamos con el el pan y metemos unos 3 minutos más al horno. Volvemos a dejar que enfríe y le echamos azúcar al gusto. Y a disfrutar.

He de decir que al principio eso de que llevase naranja me echaba un poco para atrás porque no me suele gustar como queda pero OH SORPRESA!! Está increíble.

Hamburguesa con lentejas

No, no es una hamburguesa vegetal, lleva carne, un tercio para ser exactas, peeeero, la mayor parte es de lentejas, así que cuenta como sano.

INGREDIENTES. (Para 600g de hamburguesas)

  • 200g de carne picada de ternera
  • 385g de lentejas
  • 15g de pimiento rojo (yo lo usé de lata)
  • sal
  • pimienta negra
  • 2 dientes de ajo
  • perejil fresco
  • 60g de pan rallado

La cosa es sencilla. Lo primero es que la noche anterior hay que poner en remojo las lentejas. Al día siguiente las cocemos un poco hasta que estén al dente, como la pasta, entonces las juntamos con el pimiento y lo batimos hasta que quede casi puré. No tiene que ser una masa homogénea, si queda alguna entera tampoco pasa nada.

En un bol echamos la carne picada y agregamos el puré, luego picamos los dientes de ajo y el perejil y lo añadimos al bol junto con el pan rallado, salpimentamos y ahora hay que mancharse las manos, juntarlo todo bien y darles forma.

hamburguesa de lentejas 8.jpg

Con esta cantidad salen 4 hamburguesas de 150g, 6 de 100g o si las preferís en formato mini (como las de la foto) 12 hamburguesas de 50g. Pero vamos, que esto ya es cosa vuestra, de vuestros comensales y de su respectiva hambre.

Se pueden congelar perfectamente y cuando quieras hacerlas las dejas descongelar y mantienen la textura y el sabor. Al no ser todo carne no son tan contundentes pero tienen sabor y una textura bastante decente sin ser tan pesadas.

Solo falta que le pongáis lo que más os apetezca y a disfrutar!

hamburguesa de lentejas 4

hamburguesa de lentejas 6

Crema de avellanas con cacao

Esta semana había planeado subir otra receta, pero esto ha sido todo un descubrimiento.

No, no es Nutella, y no sabe a Nutella, sabe a avellanas y a cacao, y está igualmente delicioso. Si queréis Nutella lo mejor que podéis hacer es comprarla, pero esta opción es  mucho más saludable y además es sencillísima de preparar. Sólo tenéis que robarle temporalmente la picadora a vuestra madre. Si ya la tenéis, que suerte la vuestra… yo aún no he llegado a ese nivel. Pero pasemos al lío.

INGREDIENTES.

  • 125g Avellanas tostadas y peladas (o si no ya sabéis lo que os tocará)
  • 80g Panela
  • 30g Cacao en polvo
  • 1 cucharilla de esencia de vainilla
  • una pizca de sal

Super sencillo. Se trata de meter en la picadora las avellanas y darle hasta que se quede como una crema, añadimos todo lo demás (panela + cacao + esencia de vainilla + sal) y le damos otra vez hasta que esté todo convertido en una deliciosa y homogénea crema, sin pasarse porque al picarlo va cogiendo temperatura y no queremos que se recaliente demasiado.

photo_2017-10-20_15-33-43.jpg

Y ya está, disfrutad de la maravillosidad de las avellanas y el cacao juntos.

photo_2017-10-20_15-32-38

 

photo_2017-10-20_15-33-47.jpg

Bolitas de pancake rellenas (e integrales)

Qué pasa si unes los pancakes con el dulce de leche? Que nunca hay suficiente para compartir. Muerte por dulce!!

Básicamente esto es la receta de pancakes con harina integral, lo que tiene de especial es la forma de hacerlos, para ello tengo que agradecerle a una muy buena amiga mía que me regalase una especie de sandwichera pero para hacer muffins.

Vamos a explicarnos.

INGREDIENTES. (para 2 personas)

  • 1 Huevo
  • 3 Cucharillas de levadura en polvo
  • Un chorrito de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 200ml de leche
  • 200g de harina integral
  • 3 cucharillas de azúcar
  • Dulce de leche (para el relleno)
  • Un poco de mantequilla para los moldes

Comenzamos separando las yemas de las claras y montamos estas últimas a punto de nieve agregando poco a poco el azúcar.

Por otro lado batimos las yemas  y agregamos la sal+ harina + levadura + leche hasta que quede una masa uniforme y sin grumos. Es el momento de mezclar todo, con cariño y con ayuda de una espátula.  La masa está lista.

Calentamos el cacharro (que nuestra amiga previamente nos ha regalado) le ponemos un poquito de mantequilla para que no se peguen las bolitas y llenamos los huecos hasta la mitad, porque si los llenamos más al subir la masa quedarán con forma de muffin y a mí me apetecía hacer bolas. No hace falta cerrarlo porque vamos a darles la vuelta con ayuda de dos tenedores, cuando estén hechas por los dos lados las ponemos sobre una rejilla a enfriar y luego las retiramos a un plato.

bolitas de pancake rellenas4.jpg

Ha llegado el mejor momento de todos. Con ayuda de una jeringuilla de cocina de considerable tamaño vamos a rellenar las bolitas. Es simple, rápido y resulta delicioso ver como el dulce de leche intenta abrirse camino entre los agujeritos de la masa. Simplemente rellenamos la jeringuilla, pinchamos las bolas e inyectamos hasta que veamos el dulce de leche saliendo por los poros de las bolitas.

bolitas de pancake rellenas 5.jpg

C’est fini!

bolitas de pancake rellenas 6.jpg

No hace falta esperar, se pueden comer templadas o frías, acompañando un café o por vicio, yo intenté comer sólo la mitad… pero no pude resistirme.

¡Miradlas y decidme que no os apetecen!

Tarta de queso (con un toque de miel)

El otro día fue mi cumpleaños, y preparé esta tarta para llevar al trabajo. Sé que siempre digo lo mismo pero…. QUE RICA ESTABA! tenía el delicioso sabor de la tarta de queso de siempre, pero con un ligero y dulce toque de miel que a todos les gustó, les pregunté.

Vamos al lío.

INGREDIENTES – para 12 porciones-

  • 200gr Galletas tipo Digestive
  • 50gr Cacahuetes salados con miel
  • 90gr de mantequilla
  • 100gr nata
  • 300ml leche
  • 150gr azúcar blanco
  • una cucharada sopera de miel
  • 2 sobres de cuajada
  • 500gr queso crema
  • mermelada y frutitas para decorar (en este caso ambas son de frambuesa)

Comenzamos preparando la base de la tarta. Para ello desmenuzamos las gallegas y los cacahuetes. Yo lo metí todo en una bolsa y lo machaqué todo con la ayuda de un rodillo de madera, si tuviera un mazo habría sido más divertido, sin duda.

Una vez tenemos unas migajas de todo lo anterior las echamos en un molde desmontable (23cm). Derretimos la mantequilla y la agregamos al molde, con ayuda de una cuchara lo removemos y vamos aplanando cubriendo toda la superficie. La metemos en la nevera mientras que preparamos el resto.

Hervimos la leche + nata + azúcar+ miel+ queso crema, a fuego medio-bajo removemos continuamente hasta que quede una crema homogénea y sin grumos. Cuando empiece a hacer burbujitas añadimos los sobres de cuajada y una vez esté todo mezclado lo echamos con cuidado sobre la masa de galletas que teníamos en la nevera.

Dejamos reposar unas 4h- 6h (o toda la noche) en la nevera y cuando vayamos a servirla la decoramos con la mermelada y la fruta fresca.

No aguanta mucho, así que en uno o dos días deberíais de comerla.

Y a disfrutar! Cuidado, que es contundente.
tarta-de-queso1.jpg

photo_2017-10-03_13-20-26.jpg